Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

LECCIÓN 




^y AñoAl 

v/ Segundo trimestre I 

Lección 5| 



En cualquier momento, 
en cualquier lugar 



Referencias 

Marcos 1 :35-38; El Deseado de todas las gentes, pp. 224, 225, 329, 330. 

Versículo para memorizar 

"Vendrán a mí en oración y yo los escucharé" (Jeremías 29:12). 

Objetivos 
Los niños: 

Sabrán que la oración es importante porque es así como platicamos con Jesús. 

Sentirán que pueden hablar con Jesús en oración en cualquier momento y en 

cualquier lugar. 

Responderán hablando con Jesús en cualquier momento y en cualquier lugar. 

Menssye 



Podemos hablar con Jesús en cüalqpien momento 
y en cüalqpier lugar. 



Breve introducción a la lección 



Resumen de la lección 

La oración es importante para Jesús. 
Es tan importante como hacerle bien a la 
gente. Él se levanta temprano en la ma- 
ñana y va a un lugar tranquilo donde 
puede hablar a su Padre sin ser interrum- 
pido. Jesús hace esto todos los días. Su 
Padre lo escucha y lo fortalece para ese 
día. 

Esta lección es acerca de la 
adoración 



La oración también puede ser una 
parte importante de nuestras vidas. 
Podemos hablar con Jesús en cualquier 
momento, en cualquier lugar, y de cual- 
quier cosa. Pero es bueno tener un 
tiempo especial aparte para estar a solas 
con Jesús cada día. Cuando hablamos 
con Jesús, lo estamos adorando. 

Para el maestro 

"Para ponernos en comunión con 
Dios debemos tener algo que decirle to- 



CINCO 



SECCIÓN 


Desarrollo del programa 

MINUTOS ACTIVIDADES MATERIALES NECESARIOS 


Bienvenida 


Cuando 
lleguen 


Salude a los estudiantes en la 
puerta; escuche sus gozos y 
preocupaciones 


Ninguno 


^y Actividades 
preliminares 


hasta 1 


A. Sobre el mar, bajo el puente, 
a través de la montaña 

B. Burbujas de oración 

C. ¿Quién está hablando? 


Bufanda o ropa, pelota de juego o 

para la playa, mesa pequeña o banco 

Solución para burbujas, objeto para 

hacerlas 

Antifaz o venda para los ojos 


W Oración 

y alabanza* 


hasta 1 


Ver página 48. 

*En cualquier momento del programa 

se puede orar o alabar a Dios con un 

canto. 




^J Lección bíblica 


hasta 20 


Aplicación de la historia 


Ninguno 






Estudio bíblico 


Biblia 


át^ 




Versículo para memorizar 


Biblia 


m^ Aplicando 
la lección 


hasta 1 5 


¿ Cuándo y dónde? 


Tiras de papel, canasta o tazón, 
lapicera o lápiz 


^1^ Compartiendo 
la lección 


hasta 1 5 


Manos en oración 


Papel construcción o juego de tar- 
jetas, lápices, tijeras, pegamento, 
cinta magnética o imanes; 
Opcional: diamantina, calcomanías, 
listón, etc. 



cante a nuestra vida real... Orar es el 
acto de abrir nuestro corazón a Dios 
como a un amigo" (El camino a Cristo, p. 
138) 

"Durante todo el día trabajaba... al 
anochecer o por la mañana temprano, se 
dirigía al santuario de las montañas, para 
estar en comunión con su Padre. Muchas 
veces pasaba toda la noche en oración y 
meditación, y volvía al amanecer para re- 
anudar su trabajo entre la gente" (El 
Deseado de todas las gentes, p. 225). 



"En una vida completamente dedi- 
cada al servicio ajeno, el Salvador hallaba 
necesario... buscar retraimiento y comu- 
nión directa con su Padre... En la comu- 
nión con Dios, podía descargarse de los 
pesares que lo abrumaban. Allí encon- 
traba consuelo y gozo" (ibid., p. 330). 

Decoración del salón 

Vea la lección n° 1 o use flores artifi- 
ciales, árboles y plantas para crear en el 
salón una sencilla escena de exterior. 



LECCIÓN 5 



Pnognania 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a cada niño por su nombre, conforme llegan a la 
puerta. Pregúnteles qué cosas buenas les han pasado o qué problemas 
han enfrentado. Pregúnteles por la actividad de compartir que hicieron 
en la semana que termina. Repase el versículo para memorizar de la se- 
mana pasada. 



Actividades preliminares 

Elija las actividades más apropiadas para su situación. 



Necesita: 

□ bufanda, 
lienzo, u 
otro mate- 
rial similar 

□ mesa pe- 
queña o 
banco 

□ pelota para 
playa o de 
juego 



A. Sobre el mar, bsgo el puente, a través de la 
montaña 

Extienda la ropa en el piso en uno de los extremos del salón, ponga la 
mesa en el centro, y coloque la pelota en el extremo opuesto. 

Pida a los niños que se formen detrás de la bufanda. Dígales que van a 
hacer un viaje que los llevará sobre el mar, bajo el puente y a través de la 
montaña. Explíqueles que deben saltar sobre "el mar" que es la bufanda; 
que deben pasar bajo el "puente" que es la mesa ; y que deben brincar a 
través de la montaña, que es la pelota. Los niños viajarán uno a la vez por 
los obstáculos. Cuando todos hayan llegado al otro extremo del salón, 
mueva la pelota y la bufanda cerca de la mesa y vuelvan a viajar. Continúe 
hasta que los tres objetos estén cerca, el uno del otro. 

Para reflexionar 

Diga: Acabamos de viajar sobre el mar, bajo el puente, y a tra- 
vés de la montaña. ¿Saben quién viajó también por todos estos 
lugares? Jesús viajó. ¿Saben qué otra cosa hizo Jesús en estos lu- 
gares? Oró. Jesús hablaba con Dios en cualquier momento y lugar. 
Nosotros también: 

PODEMOS HABLAR COH JESÚS EN CUALQUIER MOMENTO Y m 
CUALQUIER LUGAR. 

Ese es nuestro mensaje para hoy. Repitámoslo juntos. 

Adaptación de Saving your Sanity. A Creative System for Teaching Preschoolers, por Susan L. Lingo (Loveland, 



Necesita: 

□ solución 
para hacer 
burbujas 

□ instrumento 
para hacer 
burbujas 



B. Burbiijas de oración 

Pida a los miembros de la clase que se sienten en círculo. Haga algunas 
burbujas para los niños. 

Concédales tiempo para responder cuando pregunte: ¿Les gusta jugar 
con burbujas? ¿Por qué? ¿Quién hace las burbujas para que jugue- 
mos con ellas? ¿Qué decimos cuando alguien hace algo bonito 



LECCIÓN 5 



para nosotros? (Gracias.) Sí. Damos gracias a las personas que hacen 
algo bonito para nosotros. ¿Creen que a Jesús le gusta cuando le 
agradecemos por las cosas que hace para nosotros? Sí, estoy segura 
que le gusta. Podemos agradecer a Jesús por muchas cosas. Voy a 
darles a cada uno la oportunidad de hacer algunas burbujas, y mien- 
tras las hacen, quiero que mencionen algo por lo cual pueden agrade- 
cer a Jesús. 

Dé a cada niño la oportunidad de soplar algunas burbujas o agitar la solu- 
ción para que se formen. Mientras las hacen, anímelos a agradecer por alguna 
cosa que Jesús haya hecho. Es posible que sea necesario ayudar a los niños a re- 
cordar las bendiciones diarias como el hogar, la familia, la comida, la ropa, las 
mascotas, la escuela, etc. (Si tiene una clase grande, tenga un líquido para hacer 
burbujas y un soplador, por cada cinco niños.) 

Diga: Quiero agradecer a Jesús por otra cosa. Estoy agradecida 
porque: 

PODEMOS habla;^ coh jesús en cualquier momento y en 
cualquie;^ lugar. 

Ese es nuestro mensaje para hoy. Digámoslo juntos. 



C. ¿Quién está hablando? 

Pregunte: ¿Quién es un buen oyente? Elija uno de los niños que haya 
dicho que escucha bien. Diga: Voy a vendarte los ojos, así no podrás ver, 
luego voy a señalar a alguien de la clase. Esa persona te hablará, y tú 
tratarás de adivinar quién es. El resto de los niños y las niñas debe- 
rán estar calladitos. El voluntario pasa al frente y le cubra los ojos. Señale a 
alguno de los niños y pídale que comience a hablar. Cuando el niño que está 
con los ojos vendados adivine correctamente, puede sentarse. Repita el juego 
con otros niños. Dé oportunidad para que se les venden los ojos a tantos niños 
como el tiempo lo permita. (Si los niños que hablan tienen dificultad para pen- 
sar qué decir, sugiérales que repitan el versículo para memorizar, cuenten hasta 
cinco, etc.) 



Necesita: 



□ una venda 
para los ojos 



Para reflexionar 

Concédales tiempo para responder cuando pregunte: ¿Fue fácil o difícil 
adivinar quién hablaba? ¿Fue fácil o difícil estar callados mientras sólo 
uno hablaba? Conozco a alguien que siempre sabe quién le está ha- 
blando, y que siempre está listo para escuchar cualquier cosa que le 
decimos. ¿Saben quién es? Sí, es Jesús. Y estoy contenta de saber que... 

PODEMOS HABLAR COH JESÚS EN CUALQUIER MOMENTO Y EN 
CUALQUIER LUGAR. 



Repítanlo conmigo. 



LECCIÓN 5 







Lección bíblica 



Aplicación de la historia 

Sentados en el escenario 

Siente a los niños lo más cerca posi- 
ble de las decoraciones del jardín, prefe- 
rentemente sobre el piso. Practique los 
movimientos descritos a continuación, 
antes de empezar la historia. 

Sonidos: 
soplido del viento 
sonido de pájaros nocturnos 
sonido de grillos o insectos 

Escuchemos la historia 

Imagine que están durmiendo. 
Cuando despierten bostezan y se esti- 
ran (Que los niños bostecen y se estiren.) 

¿Alguna vez han despertado tan tem- 
prano que todavía estaba oscuro afuera? 
¿Vieron la luna? ¿Vieron algunas estre- 
llas? ¿Se sentía como si fuera de ma- 
ñana? No, no todavía. Todavía era de 
noche. 

¿Estaba muy silencioso? Todavía está 
muy silencioso temprano en la madru- 
gada. Ustedes pueden escuchar el 
viento suave soplando a través de los 
árboles. ¿Cómo suena? (Ayude a los niños 
a soplar haciendo un sonido suave.) 
Algunos pájaros duermen durante el día 
y están despiertos durante la noche. 
Pueden escuchar el sonido de los pája- 
ros nocturnos. (Ayude a los niños a 
hacer el sonido de pájaros nocturnos.) 
¿Qué otro sonido pueden escuchar si es 
muy temprano, cuando todavía está os- 
curo afuera? ¿Pueden imaginar que escu- 
chan a los grillos? ¿Qué sonidos hacen 
los grillos? (Ayude a los niños a hacer el 
sonido de grillos o cualquier otro insecto. 
Acepte sugerencias que los niños puedan 
tener acerca de otros sonidos nocturnos.) 

Esos son los sonidos que jesús escu- 
chaba muy temprano en la mañana. 
Como pueden ver, jesús se levantaba 
muy temprano y salía al campo donde 
podía estar a solas. ¿Por qué les parece 



que jesús quería estar a solar tan tem- 
prano en la mañana? 

jesús quería estar solo porque así 
podía tener tiempo para platicar con 
Dios, su Padre celestial. Más tarde du- 
rante el día la gente querría platicar con 
jesús. Ellos le traerían personas enfermas 
para que las sanara. Los niños le pedirían 
que les contara historias y los bendijera, 
jesús amaba a la gente y quería estar con 
ellos. 

Y mientras jesús estaba enseñando a 
las personas, sanándolas y contándoles 
historias, oraba a Dios en silencio, pen- 
sando las palabras en su mente. Él pedía 
a Dios ayuda para sanar a las personas 
enfermas. Pedía a Dios ayuda para con- 
tar buenas historias. Pedía a Dios que lo 
ayudara para ser amable y paciente con 
ellos. Pero hablar con Dios todo el día en 
su mente, no era suficiente. 

Ustedes saben qué es compartir a su 
mamita o papito con sus hermanos o 
hermanas o abuelito o abuelita No es lo 
mismo que tener a su mamita o papito 
sólo para ustedes, ¿verdad? Es por eso 
que jesús salía tan temprano: así podía 
tener a su Padre celestial sólo para él. 

jesús hablaba con Dios acerca de las 
personas que vería durante ese día. 
Platicaba con Dios acerca de sus amigos 
especiales, los discípulos. Hablaba de las 
personas enfermas que vendrían a verlo 
ese día, y de los niños. Incluso hablaba 
con Dios de las personas que pensaban 
en él. Le contaba a Dios todas sus preo- 
cupaciones y problemas, y le pedía que 
siempre lo ayudara a hacer las cosas 
bien. 

Dios siempre escuchó a jesús. Lo 
ayudó a sentirse tranquilo y fuerte. Él 
ayudó a jesús con todo su trabajo. 

Nosotros también podemos hablar 
con jesús todo el día. Podemos hablar 
con jesús en cualquier momento y en 
cualquier lugar, así como lo hacía jesús 
con su Padre celestial en su mente du- 
rante el día. Nosotros también podemos 



LECCIÓN 5 



tener momentos especiales para hablar 
con Jesús, así como Jesús tenía un 
tiempo especial temprano por la mañana 
cuando hablaba con Dios. 

Para reflexionar 

Concédales tiempo para responder 
cuando pregunte: ¿Qué piensan de 
Jesús orando a su Padre celestial? 
¿Por qué oraba? ¿Cuándo oraba? 
¿Por qué piensan que Jesús oraba 
temprano en la mañana? ¿En la 
noche? ¿Es importante hablar con 
Jesús todos los días? ¿Por qué? 
¿Cuándo es un buen momento para 
que oren? (Cualquier momento.) ¿A 
donde van a orar? Recordemos 
nuestro mensaje de hoy: 

PODEMOS habla;^ con jesús 

EN cualquie;^ momento y en 

cualquie;^ lugar. 

Repítanlo conmigo. 

Estudio bíblico 

Levante su Biblia para que los estu- 
diantes pueden verla. Ábrala en Marcos 
1 :35-38 y señale los versículos mientras 
dice: Aquí encontramos la historia 
de hoy, en la Palabra de Dios, la 
Biblia. Lea los versículos 35 al 38 en voz 
alta. 

Diga: Nuestras Biblias dicen que 
Jesús iba a orar muy temprano. La 
Biblia también dice que Jesús iba a 
un lugar solitario. Eso significa que 
iba a algún lugar donde pudiera 
estar solo. Algunas 
veces iba a un jardín. 
Otras veces iba a una 
montaña. Quizás iría a 
la orilla del mar algu- 
nas veces. 
¿En qué lugares podemos hablar 
con Dios? (Acepte respuestas. Si es ne- 
cesario, insinúe a los niños nombres de 
lugares como el hogar, la escuela, la 
guardería, la iglesia, etc.) 

Jesús hablaba con Dios todo el 



Necesita: 

□ Biblia 



tiempo y en cualquier lugar. Y no- 
sotros... 

PODEMOS habla;^ con jesús 

EN cualquie;^ momento y en 

cualquie;^ luga;^. 

Repítanlo comigo. 

Versículo para memorizar 

Busque en Jeremías 29:12, y levante 
la Biblia para que los niños puedan ver el 
versículo. Diga: En la Biblia, que es la 
Palabra de Dios,encontramos el 
versículo para memorizar. Lea en voz 
alta: "Vendrán a mí en oración y yo 
los escucharé". Cierre la Biblia y diga: 
Este es nuestro versículo para me- 
morizar para esta semana. Vamos a 
aprenderlo juntos. 

Use la siguiente mímica para enseñar 
el versículo para memorizar a los niños. Necesita: 



Vendrán a mí (coloque las palmas 
hacia arriba y levante 
los dedos hacia usted, 
varias veces) 
en oración (¡unte las manos y cie- 

rre los ojos como 
orando) 
y yo (señale con el índice 

hacia arriba) 
los escucharé (toque con una mano 
la oreja como escu- 
chando) 
Jeremías 29:12 (junte las palmas y 
ábralas como si estu- 
viera leyendo el libro) 
Repítalo hasta que los niños puedan 
decir el versículo sin su ayuda. 

Concédales tiempo para responder 
cuando les pregunta: ¿Quién está ha- 
blando en este versículo? ¿Quién es 
"Yo"? Sí, es Dios. Dios está usando 
este versículo para decirnos que si 
oramos a él, él nos escuchará. 



LECCIÓN 5 



ORACIÓN Y ALABANZA 

Comunión 

Hable de las alegrías y tristezas (gozos y problemas) de los niños como le 
contaron en la puerta al llegar (si es conveniente). Dé una calurosa bienve- 
nida a las visitas y presente a cada una por su nombre. Mencione los cum- 
pleaños o eventos especiales. Repase el versículo para memorizar de la 
semana pasada. 
Cantos sugerentes 

"Yo hablo con Jesús" (Alabanzas infantiles, n° 42). 

"Oración por poder" (Alabanzas infantiles, n° 40). 

"Puedo orar" (Alabanzas infantiles, n° 44). 

"Ora" (Alabanzas infantiles, n° 43). 
Misión 

Cuente la historia del folleto Misión para niños. 
Ofrenda 

Diga: Nuestras ofrendas van a ayudar a otras personas a saber 
que Jesús las ama y que ellas pueden hablarle en cualquier mo- 
mento y en cualquier lugar. Una manera de demostrarle a Jesús 
que lo amamos es dándole nuestra ofrenda. 
Oración 

Pregunte: ¿Cuál es su lugar favorito? ¿Qué les gusta hacer allí? 
Concédales tiempo para responder. En cualquier momento, pueden us- 
tedes hablar con Jesús en todos esos lugares (Haga una oración 
sencilla, agradeciendo a Jesús por estar con nosotros mientras 
menciona algunas cosas que los niños dijeron). Termine diciendo, 
gracias, Jesús, que podemos hablarte en cualquier momento y en 
cualquier lugar. 



5r momento durante el program; 










Aplicando la lección 



Necesita: 

□ pequeñas 
tiras de 
papel. 

□ un tazón o 
canasta 

□ lapicera o 
lápiz 



¿Cuándo y dónde? 

Con anticipación escriba en pequeñas 
tiras de papel cada una de las escenas 
que se indican a continuación. Utilice las 
escenas más apropiadas para los niños 
de su clase. Puede pensar en otras. 

Ponga los papeles en un tazón o ca- 
nasta. Pida a cada niño que venga al 
frente y elija uno. Lea en voz alta la des- 
cripción y pida al niño que represente lo 
que está escrito en el papel imaginando 
que a él o ella le está pasando lo descrito 
en la escena. Pregúntele: ¿Dónde 
estás? ¿Cómo te sientes? ¿Qué le 



puedes decir a Jesús? Permita que los 
niños pidan ayuda a otros, si desean. 
Repita con otros niños hasta que todos 
los papeles hayan sido utilizados. 

1 . Vas en el carro y empieza a llover, 
así que difícilmente puedes ver el 
camino. 

2. Alguien en tu escuela o guardería 
te golpea. 

3. Escuchas un sonido extraño en su 
casa tarde en la noche. 

4. Tu mamá tiene un bebé recién na- 
cido que le ocupa mucho tiempo, 
y a ti no te gusta eso. 



LECCIÓN 5 



5. Tienes un nuevo perrito o gatito. 

6. Nadie quiere jugar contigo. 

7. Tu hermanito o hermanita insiste 
en tomar tus cosas y algunas las 
rompe. 

8. Hay una tormenta fuerte afuera. 

9. Alguien que amas está muy 
enfermo. 

10. Estás en la cama pensando en el 
gran día que acabas de pasar. 

1 1 . Tu mamá ha hecho tu comida fa- 
vorita, y están sentados a la mesa, 
listos para comer. 

12. Los otros niños están jugando un 
juego que tú no sabes cómo se 
juega. 

1 3. Eres nuevo o nueva en la escuela 
o guardería y no conoces a nadie. 



14. Te levantas muy temprano, antes 
que cualquier otro de la familia. 

Para reflexionar 

Concédales tiempo para responder 
cuando pregunte: ¿A cuántos de uste- 
des les ha pasado alguna de estas 
cosas? ¿Qué hicieron? ¿Cuándo y 
dónde podemos hablar con Jesús? 

Recuerden: 

PODEMOS habla;^ con jesús 

en cualquier momento y en 

cualquie;^ lugar. 

Repítanlo conmigo. 



O 



Compartiendo la lección 



Manos en oración 

Coloque las manos de sus niños con 
las palmas hacia abajo sobre un trozo de 
papel construcción o cartulina, mante- 
niendo los dedos juntos. Trace o ayúde- 
los a trazar una línea por el contorno de 
sus manos y luego recorte por el con- 
torno, junte las manos y pegue sola- 
mente los dedos meñiques. De manera 
que las manos se puedan poner juntas 
como en oración o abrirse. Escriba con 
claridad las palabras del versículo para 
memorizar dentro de las manos en ora- 
ción, de modo que al abrirlas se pueda 
leer el versículo. Permita que los niños lo 
decoren por el frente con diamantina, 
calcomanías, cintas, etc., si desean. 
Pegúele un imán o cinta magnética en la 
parte de atrás; así puede ponerse en el 
refrigerador, si lo desea. 



Para renexionar 




Anime a los niños a llevar sus manos a 


Necesita: 


casa y compartirlas con alguien hoy. 




Conceda tiempo para responder cuando 


□ papel cons- 


pregunte: ¿A quién piensan que le 


trucción 


alegraría tener lo que hicieron hoy? 


cartulina 


Lleven estas manos en oración para 


□ lapicera o 


compartir con su familia o dárselas 


lápices 


a alguna persona. Cuando se las den 


□ tijeras 


díganle su versículo para memorizar 


□ pegamento 


a las personas. Díganle que esto es 


□ diamantina. 


para recordarles que Jesús siempre 


calcoma- 


escucha sus oraciones. Les ayudará 


nías, listón. 


a recordar que: 


etc. 
□ imanes o 
cinta iman- 


PODEMOS habla;^ con jesús 


EN cualquie;^ momento y en 


tada 


cualquie;^ luga;^. 





Repitámoslo todos Juntos una 
vez más. 



Clausura 

Con una oración corta, agradezca a Jesús por cada niño, 
pídale su bendición para ellos durante la semana, y especial- 
mente agradézcale por escucharnos en cualquier momento y 
lugar que oremos.